domingo, 16 de septiembre de 2012

Critica de cine The Dictator







The Dictator (2012)
Género: Comedia
País de procedencia: EE.UU.
Director: Larry Charles
Actores: Sacha Baron Cohen, Anna Faris, Ben Kingsley, Jason Mantzoukas, Bobby Lee, Anthony Mangano, Jeff Grossman, Megan Fox, John C. Reilly, Edward Norton

Sinopsis: 
El General Almirante Haffaz Aladeen (Sacha Baron Cohen) es un dictador capaz de arriesgar su vida para impedir que la democracia se establezca en el país al que oprime tan amorosamente y con tanto cariño. Rico en petróleo y bastante aislado, el estado norteafricano de Wadiya lleva siendo gobernado por el vehementemente anti-occidental Aladeen desde que éste tenía seis años, cuando fue nombrado Líder Supremo tras la desafortunada muerte de su padre, muerto por desgracia en un accidente de caza, alcanzado por 97 balas y una granada de mano. Desde que accedió al poder absoluto, el consejero de más confianza de Aladeen es su tío Tamir (Ben Kingsley), quien ejerce de Jefe de la Policía Secreta, Jefe de Seguridad y Proveedor de Mujeres. Por desgracia para Aladeen y sus consejeros, el muy vilipendiado Occidente ha comenzado a meter las narices en los asuntos de Wadiya, y las Naciones Unidas han sancionado repetidas veces al país en la última década, pero el Dictador no va a consentir que un inspector del Consejo de Seguridad entre en sus instalaciones secretas de armamento... ¿es que acaso no saben lo que quiere decir "secreto"? Pero después de que un intento de asesinarle le cueste la vida a otro de los acólitos del Líder Supremo, Tamir convence a Aladeen de que vaya a Nueva York a solucionar la cuestión de las Naciones Unidas.




Desde hace tiempo, se están popularizando las comedias basadas en personajes del medio oriente. Ejemplos hay muchos, podemos citar a Zohan (protagonizada por Adam Sandler), El gurú del amor  (protagonizada por Mike Myers), entre otras.

A este torbellino de películas se le suma The Dictator, protagonizada por Sacha Baron Cohen. Al decir verdad, no es la primera vez que Sacha protagoniza a un hombre del oriente medio. Recordemos que en el año 2006, le había tocado protagonizar a Borat, un  individuo de Kazajistán que recorrió los Estados Unidos a bordo de una camioneta de helados con el objetivo de casarse con Pamela Anderson.

La crítica acuso a Borat de misoginia, machismo y abuso de genero. Aun así, la película fue un boom de taquilla y produjo el lanzamiento al estrellato mediático de Sacha Baron Cohen. Si bien estuvo alicaído  en la actualidad ha vuelto a su apogeo pleno, con el film The Dictator.

En muchas culturas, a los dictadores se los considera de origen divino. Tal creencia falsa los dota con la autoridad para abusar de su pueblo. Ellos son despiadados, asesinos, ladrones, corruptos, desleales e inmundos.

En el film, Sacha Baron Cohen interpreta a un dictador con todas las características de esos rufianes. Pero a su vez, consigue desmitificar las creencias de origen divino que se les atribuye a estos déspotas. Se lo muestra como una persona normal, que nada tiene que ver con Dios. Es un simple mortal que tiene engañado y sometido al pueblo con creencias mitológicas.

El género de humor que predomina en este film, es de situaciones y enredos. Aunque la película es muy graciosa, en ningún momento me descostille de la risa, aun así, la he pasado muy bien y la recomiendo ampliamente. 

Observación: es conveniente verla doblada al castellano. En mi caso personal, la vi subtitulada y eso le resto mucho. Mi calificación es un 8.












No hay comentarios:

Publicar un comentario