miércoles, 20 de marzo de 2013

Critica de cine, película El lado bueno de las cosas, Silver Linings Playbook



Ficha

El lado bueno de las cosas (Silver Linings Playbook)
TÍTULO ORIGINAL: Silver Linings Playbook
AÑO: 2012
DURACIÓN: 120 min.
PAÍS: USA
DIRECTOR: David O. Russell
GUIÓN: David O. Russell (Libro: Matthew Quick)
MÚSICA: Danny Elfman
FOTOGRAFÍA: Masanobu Takayanagi
REPARTO: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver, Chris Tucker, Julia Stiles, Anupam Kher, John Ortiz, Shea Whigham, Dash Mihok, Paul Herman, Brea Bee
PRODUCTORA: Mirage Enterprises / The Weinstein Company
PREMIOS 2012:
Oscar: mejor actriz (Jennifer Lawrence). 8 nominaciones, incluyendo mejor película
2012: Globos de Oro: Mejor actriz comedia/musical (Lawrence). 4 nominaciones
2012: 4 Critics Choice Awards: Mejor comedia, actor, actriz de comedia y reparto. 10 nom.
2012: Premios BAFTA: Mejor guión adaptado. 3 nominaciones
2012: Festival de Toronto: Mejor película (premio del público)
2012: Independent Spirit Awards: Mejor película, director, guion y actriz
2012: Premios Gotham: Nominada a Mejor reparto
2012: Satellite Awards: 5 premios, incluyendo Mejor película y director. 7 nominaciones
2012: National Board of Review (NBR): Top 10, Mejor actor (Cooper) y guión original
2012: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor actriz (Jennifer Lawrence)
2012: American Film Institute: Top 10 - Mejores películas del año
2012: Hollywood Film Festival: Director, Actor (Cooper), Actor Sec. (De Niro) del año
GÉNERO: Romance. Drama. Comedia | Comedia romántica. Comedia dramática

 Análisis y critica

Un amor de locos

Bradley Cooper interpreta al protagonista de este film. Como todos sabemos, el podría ser cualquiera de nosotros ya que su apariencia física se aleja mucho a la de las grandes estrellas, debido a que luce como una persona ordinaria. Paradójicamente esto le juega en contra, ya que estamos tan acostumbrados al brillo de las celebridades que cuando vemos a Bradeley Cooper, nos cuesta creer en su interpretación.

Por el otro lado tenemos a Jennifer Lawrence que, si bien no tiene el resplandor de Angelina Jolie o Cameron Díaz, encaja con los parámetros de chica hollywoodiense. A su vez, la suerte la viene acompañando ya que fue la gran protagonista de Hunger games (Los juegos del hambre), de éxito arrollador.

Ahora bien, en cuanto a El lado bueno de las cosas (Silver Linings Playbook), tienes que saber que es una historia dramática con pequeños toques de romance y comedia.

La historia da inicio con nuestro protagonista (Bradley Cooper) saliendo de una institución psiquiátrica donde estuvo internado debido a un ataque de celos -originado al ver a su esposa cometiendo infidelidad con un compañero de trabajo-. A partir de esa situación tuvo un arrebato de cólera que lo llevo a golpear brutalmente a aquel individuo. Este acontecimiento le produjo un empeoramiento de su trastorno bipolar, que siempre padeció sin inconvenientes.



Posteriormente a su salida de la institución psiquiátrica, sus padres (interpretados por Robert De Niro y Jacki Weaver) lo  llevan a vivir con ellos.  Ahora bien, su enfermedad lo impulsa a cometer todo tipo de contiendas y rencillas, sin ninguna razón válida, que causara mucho malestar y sufrimientos a sus allegados. Es importante destacar que el no es el causante de estos atropellos, sino su enfermedad: trastorno bipolar.

Pese a todo, nuestro protagonista intentara recuperar el amor y confianza de su esposa. Mientras esto ocurre se cruza en su camino con Tiffany (Jennifer Lawrence), ninfómana de muy mala reputación en el  barrio -su mala fama la gano por haber participado en varias orgias sexuales-. A causa de esto, es tratada psicológicamente.

El encuentro de dos personas con trastornos, psicológicos y emocionales, puede generar dos resultados en la vida de ambos. En primer lugar, existe la posibilidad de que se ayuden mutuamente o en segundo lugar, hundirse ambos en el más profundo de los infiernos.



Conclusión:

Este es un film dramático centrado en el trastorno mental (bipolaridad) que padece nuestro protagonista. Cabe mencionar que si bien Bradely Cooper carece de carisma -porque luce como una persona común y corriente-, consigue atrapar al espectador.

Por otro lado, es notoria la nueva tendencia que se viene desarrollando en los últimos films dramáticos: se evita que el protagonista haga sobreactuaciones o se rasgue las vestiduras frente a cámara. Al decir verdad, estamos tan acostumbrados a aquellas escenas que nos resulta difícil compenetrarnos en la nueva manera de filmar donde se omite ese tipo de acciones y se las reemplaza por actitudes reservadas. Es decir, no se representa con grandilocuencia lo que los protagonistas están sintiendo, por lo tanto estamos relegados a ver todo lo que sucede en tercera persona.



Durante los primeros minutos del film uno va vislumbrando que se tratara de una historia triste y melancólica pero luego, la aparición de Tiffany (Jennifer Lawrence) arroja unos finos rayos de luz y esperanza. Posteriormente se continúa narrando la historia de esta joven y todo vuelve a oscurecerse.

En pocas palabras, veras el surgimiento de una relación que no será para nada fácil ya que ambos poseen trastornos psicológicos y mentales. En efecto, los veras pelearse, amigarse, interesarse mutuamente para luego desinteresarse sin puntos intermedios. En efecto, si no fuese que esta película esta exquisitamente sazonada con una narrativa amena, con pequeños toques de humor y romance, hubiese sido un bodrio infumable.

A modo de conclusión, estamos frente a una historia distinta que vale la pena disfrutar porque lo posee todo: comedia, romance, humor y hasta una pequeña dosis de aventura.  Aparte, el Oscar obtenido por Jennifer Lawrence, como mejor actriz, es una razón más que importante para echarle un vistazo.

Calificacion:: 7/10











No hay comentarios:

Publicar un comentario