domingo, 19 de mayo de 2013

Critica de cine, pelicula, Iron Man 3, analisis, opinion, calificacion, descarga, ver online, español, español latino, subtitulado, estreno, en cartel





Título original: Iron Man 3 (Ironman 3)
Año: 2013
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos
Director: Shane Black
Guión: Drew Pearce, Shane Black
Música: Bryan Tyler
Fotografía: John Toll
Reparto: Robert Downey Jr., Ben Kingsley, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Guy Pearce, Rebecca Hall, James Badge Dale, Stephanie Szostak, Wang Xueqi
Productora: Marvel Studios / Walt Disney Pictures
Género: Fantástico. Acción | Superhéroes. Cómic. Marvel Comics. Secuela. 3-D
Web Oficial: http://marvel.com/


Análisis y crítica


Pésima película: Se burla del protagonista, fans y espectadores por igual


Apenas transcurridos unos minutos de su inicio, el film  procede a cumplir -al pie de la letra-  todo aquello que se nos habia adelantado en los trailers publicados. Es decir, Tony Stark recibe un fuerte ataque (bombardeo) por parte de su enemigo, El Mandarín, por lo cual debe huir (gravemente herido) dentro de una destartalada armadura que lo desplazara a 80 Km de su hogar  -para ser más precisos: a un poblado de Tennessee (cercano a Indiana)-, por lo que deberá realizar todos los planes pertinentes para establecerse en aquel lugar y planear su venganza. Asimismo, debera permanecer oculto para no ser rastreado por su contrincante.

Ahora bien, siendo que Tony Stark siempre fue un hombre que nunca conoció derrota alguna –aunado a que venía de salvar al mundo luego de lo acontecido en Los Vengadores- sorprende ver cómo, los realizadores de este film, no se focalizan en la ira y la humillación que El sintió luego de sufrir una derrota tan aplastante. Es decir, su reacción inmediata luego de ser despojado -de todo- es hacer de cuenta que no paso nada y seguir adelante.

Robert Downey Jr. como Tony Stark / Iron Man

Al decir verdad, ese comportamiento está muy alejado de su forma de ser. Recordemos que sus características principales son: el egocentrismo, el orgullo y la autocomplacencia. De más esta decir que una persona con estas particularidades se sentiría humillada y estaría llena de ira y rencor. Por ende, gritaría a los cuatro vientos, descargaría una catarata de insultos y se rasgaría las vestiduras. Sin embargo, nada de esto ocurre y Tony actúa como si nada hubiese sucedido.

En efecto, estamos enfrente de una terrible falla argumental -e inmenso descuido- cometida por los realizadores que obraron estúpidamente al omitir lo más importante de toda historia de súper héroes; Me refiero al deseo vehemente de buscar justicia y ejecutar venganza que todos los paladines del cómic poseen.

En pocas palabras, este fue el puntapié inicial que nos indicaría como seria el resto de la película: una montaña rusa. Dicho de otra manera, lo único a lo que se apunta es al desarrollo de escenas de acción a diestra y siniestra sin importar los cambiantes estados de ánimo de nuestro protagonista. Ni mucho menos, la coherencia del guion –que termina convirtiéndose en un disparate-, una parodia que no debe ser tomada en serio. Pero de eso ya hablaremos más adelante.

Ben Kingsley como Trevor Slattery/El Mandarín

Por otro lado, debemos hablar del hombre que le hizo morder el suelo a Tony. Me refiero a El Mandarín –personaje basado en aquel, de mismo nombre, que aparecía en las historietas-, cuya característica primordial era la de poseer diez anillos mágicos que le otorgaban diversos poderes con los cuales, en más de una oportunidad, consiguió poner en jaque al héroe enlatado.

Ahora bien, como los realizadores deseaban embadurnar a la película de un tono más realista, lo metamorfosearon en un líder terrorista del oriente medio que planeaba destruir y hacerse de la nación estadounidense para dominar al mundo.

En efecto, esta caracterización lo aleja del personaje original y lo acerca a ser una especie de plagio de Bin Laden.

Posteriormente, la historia pega un giro de tuerca por el cual se revela quien es realmente El Mandarín y este queda denigrado a lo más bajo que se halla visto en cualquier otra película del genero.

Es decir, pasa a tener menos valor que un trapo de piso siendo que, en los comics, el es el enemigo principal de Iron Man. Esto se constituye como una verdadera falta de respeto a los fans y a los espectadores mismos que durante meses fueron engañados por trailers mentirosos y fraudulentos.

Gwyneth Paltrow (como Pepper Potts) junto a Guy Pearce (como Dr. Aldrich Killian). Ambos desarrollan papeles mas dignos que Tony y El Mandarín.

Como hemos visto hasta el momento, Tony Stark no actúa como tal y El Mandarín es boicoteado de la manera más vil y miserable.

Ahora bien, como si estos pésimos tratamientos no hubiesen ido demasiado lejos, los realizadores cometieron la torpeza de incluir personajes imbéciles e innecesarios que no solo desvían la atención de lo que está ocurriendo sino que confunden al espectador acerca de porque se les dedica tanto tiempo cuando ellos, en realidad, son intrascendentes. Este comentario vale por el agente de la seguridad, la bióloga y algunos otros.

Por otro lado, en el film, constantemente están ocurriendo cosas que mantienen ocupado al espectador tratando de descifrar en que desembocaran pero la realidad es que no son más que un camuflaje para ocultar que, en realidad, nada ocurre.

Ahora bien, todo tráiler tiene como objetivo ser un pequeñísimo reflejo de lo que ocurre en la película. En el caso de Iron Man 3, ocurre todo lo contrario ya que los trailers exageran de sobremanera lo que en realidad no ocurre o, si sucede, es a muy pequeña escala.

Para concluir, menuda sorpresa te llevaras cuando veas el poco uso que se les ha dado a las cientos de armaduras que se promocionaban en los trailers. Realmente es vergonzoso que, ante tanta expectativa, estas aparezcan tan solo unos pocos minutos y sus intervenciones en los combates solo sean enfocadas de lejos.

Don Cheadle como el Coronel James "Rhodey" Rhodes / Iron Patriot

En cuanto a Iron Patriot, su participación es más que vergonzosa ya que -lo poco que hace- lo efectúa pésimamente. En pocas palabras, nada le sale bien.

Por último, todos esperábamos el cierre de esta trilogía con un despampanante vuelo de Tony Stark ataviado con sus poderosas armaduras de combate. Pero lamentablemente esto no ocurre, ya que los realizadores lo postularon como una especie de James Bond. Es decir, la mayor parte del metraje Tony enfrenta a sus enemigos sin armaduras ya que estas están averiadas o lo rechazan de primer plano. Lamentablemente, esto no termina aquí ya que al hecho de mutar la personalidad de Tony con la de James Bond, se le suma que quisieron darle un toque humorístico por lo que nuestro amigo en vez de parecerse al agente 007, termina asimilándose a Johnny English. Un verdadero insulto a los espectadores y fans de los comics.

Como si todo esto no fuese poco, el final al más puro estilo Disney termina por embarrar una producción que ya olía bastante mal por su tremendo parecido -en fragancia y consistencia- a lo que comúnmente llamamos como: "material fecal".

Calificación: 2/10


Con un presupuesto de 200 millones de dolares, ya llevan recaudado mas de 1000 millones.







4 comentarios:

  1. Esta buenisima iron man 3 para verla un finde , que esperabas un TDKR , un padrino , una pelicula digna de un oscar? media pila men esto es marvel , la unica parte seria de marvel es xmen despues lo demas es para entretener.

    ResponderEliminar
  2. lo mas triste es que le pones un 6 a DURO DE MATAR 5.. y a esta que es por lo menos mas decente, le pones un dos jaja

    ResponderEliminar
  3. mas de mil millones en recaudaciones no pueden estar equivocados

    ResponderEliminar