domingo, 30 de junio de 2013

critica de cine, película, man of steel, análisis, opinión, ver online, descarga, español, superman, 2013





Título original: Man of Steel (Superman)
Año: 2013
Duración: 143 min.
País: Estados Unidos
Director: Zack Snyder
Guión: David S. Goyer (Historia: David S. Goyer, Christopher Nolan)
Música: Hans Zimmer, Junkie XL
Fotografía: Amir Mokri
Reparto: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Diane Lane, Ayelet Zurer, Christopher Meloni, Richard Schiff, Antje Traue, Jadin Gould, Tahmoh Penikett, Michael Kelly, Dylan Sprayberry, Harry Lennix
Productora: Coproducción USA-Canadá-Reino Unido; Warner Bros. Pictures / Legendary Pictures / Atlas Entertainment
Género: Ciencia ficción. Fantástico. Acción. Drama | Superhéroes. Cómic. DC Comics. 3-D

Análisis y critica

Un Superman mas moderno y violento, pero que continua dentro de una telenovela

Zack Snyder, fue el encargado de llevar adelante dos producciones fantásticas de las cuales nunca me canso de hablar maravillas, me refiero a 300 y a Watchmen. Al decir verdad, el hecho de que este señor -de la mano de Christopher Nolan como productor- se encargara de la realización de Man of steel, me genero muchas expectativas.

Ahora bien, el desafío de esta producción fue enorme ya que dentro de su trama no solo debía relatarnos el nacimiento de Kal-El (Superman) en Kripton sino, también, las causas de su traslado a la tierra y como fue encontrado, adoptado y criado por un matrimonio rural de las afueras de Kansas. Aparte, debía narrarnos como fue su crecimiento físico e intelectual desde su tierna infancia hasta la adultez.  

Por otro lado, los realizadores intentaron otorgarle al protagonista un perfil más humano.  Es decir, se enfocaron en alejarlo de esas características artificiales -impuestas en las películas anteriores- que lo mostraban como a un idiota que parecía disfrutar el maltrato y no atinaba a defenderse cuando sus compañeros de escuela lo amenazaban, golpeaban y vapuleaban.

 Sin embargo, en Man of steel, se opto por mostrar un perfil psicológico mas real. Es decir, Clark sufre por ser perseguido (a causa de ser distinto al resto) e incluso planea vengarse de quienes lo marginan –aunque finalmente nunca lo hace-. Por otro lado, al llegar a la adolescencia su personalidad se vuelve inestable y posee muchas heridas emocionales ya que no consigue entender quien es realmente, ni porque sus padres de otra galaxia lo enviaron a nuestro planeta.



Posteriormente, cuando comienza a trabajar, su furia se incrementa y adopta un estilo rebelde por lo que continúa alejándose de la personalidad del Superman original. Asimismo, luce bastante desalineado y con barba de varios días, de mas esta decir que estas características tienen más que ver con Wolverine que con el hombre de acero pero, aun así, estuvo muy bien que le dieran este aire de rebeldía.

A pesar de haberse convertido en una persona insoportable, sus padres humanos siempre estuvieron dispuestos a brindarles contención emocional. Aparte, especialmente su padre, le dispensaron una fuerte enseñanza moral que lo marcarían para siempre.


Todo lo malo

 Ahora bien, retomando el hecho de que la película plantea la historia desde su nacimiento en el planeta Kripton, se puede decir que el resultado no está del todo bien logrado ya que la película se torna un tanto lenta y resulta aburrida para todos los que conocemos la historia. En lo personal creo que debieron efectuar una breve reseña de lo que ocurrió en aquel planeta y enfocarse de lleno en lo que fue la vida y crecimiento de Clark en la tierra.

Deseo destacar que no me convencieron las interpretaciones de Rusell Crowe, que siendo un científico nunca se comporta como tal sino como un integrante de la realeza o incluso como un soldado ya que tiene las mismas habilidades físicas de los que fueron entrenados en la milicia. Aparte, jamás utiliza lenguaje técnico-científico ni se lo ve efectuando ningún tipo de experimento.

Por otro lado, me pareció muy descuidada la caracterización de Ayelet Zurer, quien realizo el papel de la madre de Superman, ya que ante la terrible disyuntiva de enviar a su hijo a la tierra o dejarlo morir en Kripton su tensión emocional se limita a derramar tan solo tres lagrimitas de cocodrilo. Por ende, considero que su actuación carece de alma, fuerza interpretativa y credibilidad. Una verdadera lástima.

En cuanto a quienes se encargaron de interpretar a los padres terrícolas -Martha (Diane Lane) y Jonathan Kent (Kevin Costner)-, se puede decir que hubo una terrible disfuncionalidad entre ellos ya que en ningún momento consiguieron establecer un lazo, una comunicación, un código que demostrara que eran una pareja real. Es decir, siempre se nota que no están haciendo más que una actuación. Por otro lado, resulta muy confuso dilucidar si realmente amaban a Clark o si lo criaron porque le temían. Esto se debe a que el film no da ningún tipo de aclaración acerca de esto a pesar de que se percibe una atmósfera muy rara en torno a ellos.



Cabe mencionar que la interpretación de Kevin Costner (padre terrícola) es muy forzada ya que le impusieron un patrón rígido de comportamiento que, al decir verdad, no le sienta para nada bien. Es decir, el tipo se mueve dentro de una rigidez moral transmitida a través de una expresión facial más dura que una roca. Dicho de otra manera, no le dieron libre albedrio para interpretar su personaje y esto se nota claramente ya que le salió horrible.

En cuanto a Louis Lane (Amy Adams), se puede decir que cumple un papel vital en el desarrollo de esta aventura, a tal grado que Clark Kent se hace dependiente de ella. Al decir verdad, lo más triste es que todo esto ocurre en tan solo quince minutos. Si señores, basta con ese pequeño periodo de tiempo para que Clark y Louis se entiendan, se respeten, se amen y se den muestras de cariño y ternura.

Lamentablemente no es difícil pronosticar que este nuevo Superman será mucho más pollerudo que el original, quien coqueteaba y seducía con encanto, en cambio el actual se arrodilla a los pies de Louis y se parece mas a un perrito faldero que a un guerrero enamorado.  Vergonzoso.

En cuanto a Henry Cavill (Superman), se puede decir que realizo un buen desempeño pero no es lo suficientemente carismático como para ataviarse con el traje del hombre de acero. Dicho de otra manera, su mera presencia no irradia la energía que un ser legendario como el hombre de acero si transmitiría -y sin la necesidad de abrir la boca-. En efecto, no estoy diciendo que no sea el indicado solo afirmo que quizás no estamos acostumbrados a verlo como tal. Aparte, con las próximas películas seguramente adquirirá más experiencia y mejorara su performance pero por el momento el traje del héroe le queda bastante grande, que dicho sea de paso me pareció la vestidura más horrible que Superman tuvo hasta el momento.

En cuanto al general Zod (Michael Shannon), se puede decir que fue de lo mejorcito del film, considero que quizás fue el que más se apego al personaje que le toco interpretar ya que posee todas las características que se corresponden con los peores rufianes del mundo del comic. Aunque también considero que los realizadores no le dieron el margen necesario para que demuestre toda su crueldad a la máxima potencia.

En cuanto a la música compuesta por Hans Zimmer, se puede decir que no le aporta un aire nuevo al héroe sino que está realizada con intenciones de asimilarse a la anterior. Debido a esto, el soundtrack de este film no le aporta un estilo propio y se erige como uno de los peores de Hans. Sin personalidad, por ende sin vida.

Conclusión:

Toda buena película siempre posee la particularidad de ser como una escalera en la cual, por cada escalón que se asciende, se va tornando más profunda, más emocionante y nos conduce hacia un final redondo.

En el caso de Man of steel, esto no ocurre ya que por cada escalón que  asciende apela a una enorme cantidad de  flashbacks -en los cuales nuestro protagonista recuerda las enseñanzas morales que su padre le daba-. En efecto, esta reiteración continua y permanente carece de encanto y resulta molesta, a la vez que ralentiza a la película innecesariamente.

De ninguna manera estoy diciendo que deberían quitar estas secuencias, solo digo que están mal hechas ya que por ejemplo en el hombre araña de Sam Raimi también se apela a este procedimiento pero de una manera eficaz y no tan agotadora.

Por otro lado, es cierto que la película resulta emocionante pero este sentimiento no fluye naturalmente ya que está montada sobre un andamiaje que abarca muchos detalles que podrían haber sido omitidos y a causa de esto se torna bastante trabada y sin un fluido natural de los acontecimientos. En pocas palabras, todo resulta muy forzado.

Ahora bien, siendo que Superman no recibió ningún entrenamiento de combate cuerpo a cuerpo resulta irrisorio que el general Zod -que si lo recibió- tenga un combate tan equilibrado con nuestro héroe y este dure tan pocos minutos. En fin, es lamentable que para este tipo de película el combate final no dure nada y toda la cinta divague sobre un montón de detalles que deberían haberse omitido porque eran totalmente prescindibles.


En fin, estamos ante un Superman del que se nos prometió que sería distinto al resto y de hecho, en parte, lo es. La diferencia radica en que este no es tan bonachón ni paciente como el anterior sino que puede resultar muy agresivo, vehemente y verdugo con sus enemigos. Aparte, cuando combate contra ellos, su objetivo no es salvar la vida de los humanos sino derrotar a sus contrincantes, de primer plano. Dicho de otra manera, mientras el anterior podía combatir y salvar vidas (a la misma vez), el actual muestra un costado mas egocentrista (obvio que por las circunstancias) y solo se concentra en la pelea.

Ahora bien, siendo que modificaron ese aspecto de su personalidad, se puede decir que en realidad no han hecho un cambio demasiado profundo ya que, en esencia, las películas posteriores seguirán girando en torno a su romance con Louis Lane. Es una lástima que no hayan modificado ese concepto ya que resulta bastante irrisorio un romance tan tonto y desfasado para los tiempos que corren.

Man of steel es una película que incluye pésimas actuaciones, que abarca demasiados sucesos de una manera forzada –con infinidad de flashbacks tontos e innecesarios- y que termina volviéndose lenta y aburrida, al menos durante la primera etapa. Posteriormente, al iniciarse el combate final se vuelve más emocionante y está plagada de efectos especiales en los cuales se puede ver claramente lo que está ocurriendo (lo que se agradece). En pocas palabras, y más allá de todos sus defectos, es una de las mejores película de Súper héroes filmadas hasta el  momento ya que si la tenemos que comparar con las bazofias de Iron Man (segunda y tercer parte), Thor y Capitan America esta queda en pie y con la mirada bien alta.

Calificación: 7.5/10









3 comentarios:

  1. Solo eres un idiota :/

    ResponderEliminar
  2. Y vos te autodeclaras el mejor critico de la web??
    Redactas como si estuvieras en el secundario...

    ResponderEliminar
  3. Bueno si te gusto esta pelicual entonces no vale la pena ver alguna otra critica que hayas hecho jaj. Y mas si decis que las de iron man son una mierda.

    Una cosa que no entiendo como es que esas peleas le ponian emocion a la pelicula? ninguno de todos los participantes en esas luchas tenia manera de ganar y cuando por fin superman logra tener una ventaja (cuando el otro se confunde con los sentidos) lo deja ir como si nada.. la verdad pesima pelicula.

    ResponderEliminar