domingo, 6 de octubre de 2013

Critica de cine: Olympus Has Fallen, ataque a la casablanca, asalto al poder, analisis, opinion, calificacion, descargar, ver online, español, subtitulada, taringa, wikipedia



Título original: Olympus Has Fallen
Año: 2013
Duración: 111 min.
País: Estados Unidos
Director: Antoine Fuqua
Guión: Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt
Música: Trevor Morris
Fotografía: Conrad W. Hall
Reparto: Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Dylan McDermott, Radha Mitchell, Melissa Leo, Cole Hauser, Angela Bassett, Ashley Judd, Han Soto, Robert Forster, Rick Yune, Arden Cho, Sean O'Bryan, Tory Kittles, Jason Yee, Amber Dawn Landrum
Productora: Millennium Films / Nu Image / Sony Pictures Entertainment (SPE)
Género: Thriller. Acción | Terrorismo

Análisis y critica

Un intento ridículo y poco lisonjero de parecerse a "Duro de matar"

Sin lugar a dudas estamos ante el peor film de acción en lo que va del 2013. Más allá de que posee un elenco bastante respetable -integrado por Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman y otros-, nada lo salva del abismo y de caer en un vertedero lleno de material fecal. Esto se debe a que se conforma con ser un intento de Duro de matar (pero sin carisma y sumamente inverosímil) que roza el ridículo.

Un párrafo aparte merece su patético intento de convencernos de que estamos ante un film épico a través del uso de una música patriótica sumamente altisonante e irritable -en momentos totalmente intrascendentes- para emocionar y conmover a los espectadores (a la fuerza) cuando, en realidad, esto resulta sumamente fallido ya que nada puede reemplazar la carencia de un argumento sólido y profundo. Nefasto.

Ahora bien, siendo que el film nos relata un golpe de estado en el cual una legión de terroristas invade la Casablanca y toma de rehén al mismísimo presidente del país (Aaron Eckhart), su resultado es sumamente irrisorio ya que el primer mandatario posee una actitud desafiante la cual lo conduce a enfrentarlos sin el más mínimo temor. Asimismo,  luce demasiado saludable y jovial (es un galán cuarentón), lo que le resta dramatismo y verosimilitud al film. Por ende, tendrían que haber convocado a un actor más maduro que pudiera transmitir mayor vulnerabilidad y credibilidad al metraje. Como si todo esto no fuese poco Morgan Freeman (quien interpreta al vicepresidente) luce una extraña barba que rompe con el protocolo de cuidado de la imagen por parte de los ministros. Aparte, su actuación resulta poco comprometida y sin ganas ya que pareciera que está a un paso de quedarse dormido.

En cuanto al héroe de turno, interpretado por Gerard Butler, carece de carisma e identidad propia ya que no es más que una mera de copia de John McClaine de Duro de matar. Lamentable.

En líneas generales, por más que esta película es bastante sangrienta y cruda, es demasiado aburrida ya que carece de un hilo conductor que emocione y mantenga en vilo a los espectadores.

Calificación: 2/10











No hay comentarios:

Publicar un comentario