domingo, 8 de diciembre de 2013

¡Atraco! por Tu Critico De Cine, ¿es buena o mala?, análisis, opinión, calificación, descargar, ver online, español, Wikipedia, Taringa



Título original: ¡Atraco!
Año: 2012
Duración: 112 min.
País: España
Director: Eduard Cortés
Guión: Eduard Cortés, Piti Español, Marcelo Figueras
Música: Federico Jusid
Fotografía: David Omedes
Reparto: Óscar Jaenada, Amaia Salamanca, Guillermo Francella, Francesc Albiol, Nicolás Cabré, Daniel Fanego, Jorge Suquet, Jordi Martínez, Félix Cubero, Felipe Vélez, Bárbara de Lema
Productora: Coproducción España-Agentina; Tornasol Films / Argentina Sono Film S.A.C.I. / Castafiore Films / Pedro Costa Producciones Cinematográficas S.A.
Género: Thriller. Comedia | Basado en hechos reales. Robos & Atracos. Años 50

Sinopsis:
En 1956, tras el asalto a una joyería por parte de dos ladrones argentinos, se pone en marcha un operativo policial que acaba con la detención y encarcelamiento de los delincuentes. Sin embargo, el botín no aparece, y su búsqueda pone de manifiesto una compleja trama de complicidades. (FILMAFFINITY)


Análisis y Critica

Esta cinta es un verdadero atraco a la dignidad del espectador

Sin lugar a dudas, todos los trabajos de Guillermo Francella tienen una enorme repercusión no solo en Argentina (su país natal) sino que toda Sudamérica y un vasto público de países de habla hispana han comenzado a reconocer su talento y lo han adoptado como ídolo. En efecto, su calidad actoral y carisma lo han consagrado más allá de sus propias fronteras nacionales.

¡Atraco! transcurre durante el año 1956, lo que la constituye como una súper producción de época la cual cuenta con una gran ambientación, una brillante puesta en escena y un vestuario formidable. Así y todo, estamos frente a un experimento muy mal concebido que intenta fusionar un relato de época con toques de comedia picaresca los cuales se repiten a cada rato y resultan demasiados forzados causando un gran desgaste en el espectador. Como si todo esto no fuese poco, resulta desconcertante ver -en una producción de semejante envergadura (en la cual convergen un enorme trabajo de ambientación, realización y producción)- a Nicolás Cabré haciendo los mismos chistes y monerías de las despreciables y poco inteligentes tiras de Adrian Suar.

Ante tanta desfachatez por parte del susodicho, ni siquiera Francella cumple un buen papel ya que ha sido pésimamente dirigido por parte de Eduard Cortés. De hecho, sus interpretaciones resultan confusas, sin convencimiento y sumamente dubitativas. Algo nunca visto por parte del prócer bigotudo. En cuanto a Daniel Fanego, también fue fuertemente restringido por Cortes y a causa de esto no pudo brindarle su propia impronta al personaje, dando como resultado una caracterización acartonada, sin espontaneidad y estructurada. Sin vida.



Un párrafo aparte merecen las paupérrimas actuaciones de Amaia Salamanca -interpretando a una enfermera que tendrá, a posteriori, un affaire con Nicolás Cabré- que dejan mucho que desear debido a que en determinadas secuencias debe reflejar tristeza y angustia pero no hace otra cosa mas que destilar falsas lagrimitas de cocodrilo (al mejor estilo teatro amateur) que dan vergüenza ajena. Aparte, se adelanta a las secuencias y comienza a llorar antes de enterarse de las malas nuevas ¿no es patético?

Por otro lado, aun no podemos entender en que estaba pensando el director al intentar aunar el léxico de la época con términos del lunfardo utilizados en la actualidad. Asimismo, siendo que gran parte de la cinta transcurre en España resulta vergonzoso ver como los hispanos utilizan una especie de idioma castellano neutral que da vergüenza ajena por su falta de naturalidad y coherencia. En pocas palabras, todos los diálogos del film resultan sumamente artificiales y pareciera que le están tomando el pelo al espectador.

A pesar de ser un film picaresco esta producción no es para nada graciosa. Aparte, esta pesimamente dirigida y a causa de esto cuenta con muy malas actuaciones, a tal grado que ni figuras de renombre como Francella y Fanego pueden salvarla del bochorno. Por otro lado, la patética idea de neutralizar el idioma castellano (España) junto al aggiornado léxico que utilizan los personajes argentinos resultan sumamente indignantes y escabrosos. A excepción de la ambientación y todo lo concerniente a esta, esta película es mala, mala, muy mala. No importa por donde se la mire.

Calificación: 2/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario