domingo, 2 de marzo de 2014

"The Wolf of Wall Street" por TU CRITICO DE CINE. Critica, analisis, opinion, calificacion. El Lobo de Wall Street.


Título original: The Wolf of Wall Street
Año: 2013
Duración: 179 min.
País: Estados Unidos
Director: Martin Scorsese
Guión: Terence Winter (Libro: Jordan Belfort)
Música: Howard Shore
Fotografía: Rodrigo Prieto
Reparto: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Matthew McConaughey, Rob Reiner, Jean Dujardin, Jon Bernthal, Kyle Chandler, Jon Favreau, Ethan Suplee, Katarina Cas, Cristin Milioti, Joanna Lumley, Spike Jonze, Chris Kerson, Shea Whigham, Marcos Antonio Gonzalez, Emily Tremaine, Ashley Blankenship, Madison McKinley
Productora: Paramount Pictures / Red Granite Pictures / Appian Way
Género: Comedia. Drama | Comedia negra. Biográfico. Bolsa & Negocios. Años 80. Drogas


Análisis y critica

Candidata al Oscar, polémica y sumamente atrapante

Una de las duplas mas consagradas del cine integrada por Martin Scorsese –el legendario director- y Leonardo DiCaprio -el mejor actor de Hollywood de los últimos tiempos- nos trae una súper producción que ya se ha ganado un lugar dentro de los grandes clásicos de la cinematografia, me refiero a The Wolf of Wall Street. Cabe destacar que este es el quinto trabajo en conjunto llevado adelante por estos dos grandes. Asimismo, no estaría nada mal recordar a sus antecesores: Pandillas de New York, El aviador, Infiltrados y La isla siniestra.

La película nos embarca en la vida de Jordan Belfort, un corredor de Bolsa que en los 90 efectuó una enorme malversación de fondos para enriquecerse a sí mismo y llevar una vida disoluta, repleta de excesos, corrupción, sexo, drogas, poder y ambición que le valieron el apodo de El Lobo de Wall Street.

El film ha sido duramente criticado por algunos a causa de que (según ellos) su desarrollo no es una biografía seria sino una apología al consumo de drogas y desenfreno. Si bien es cierto que el 80% de la película gira en torno a ver gente drogándose y en estado de embriaguez hay algo que ellos no tienen en cuenta: estamos hablando de una comedia. Si señores, El Lobo de Wall Street es una comedia dramática y esto se puede dilucidar por el contenido de sus diálogos cargados de sarcasmo, coqueteos con el sexo, ineptitudes morales y desenfrenos varios. Por ende, no es de sabios juzgar algo que nos está indicando a vivas voces acerca de su género y/o estilo.


En esta producción Scorcese les enseña a los nuevos realizadores como narrar una película en la cual durante casi tres horas ocurre de todo pasando por todas las situaciones habidas y por haber: alegría, tristeza, paz, jolgorio y hasta ciertos momentos reflexivos. Más allá de su extensa duración, la cinta dista mucho de aburrir al espectador ya que consigue cautivarlo y mantenerlo expectante a través de brindarle una profunda y agradable sensación de éxtasis y verborragia.

The Wolf of Wall Street es una película cargada de humor a causa del desarrollo de diálogos picarescos y picantes muy pocas veces vistos en el cine actual el cual va muriendo día a día a causa de la carencia de genialidad y estilo personal.

El elenco encabezado por Leonardo DiCaprio y su equipo de corredores de  bolsa son sin lugar a dudas lo mejor del film ya que fueron ellos los encargados de llevar adelante los jugosos diálogos y ocurrencias que el libreto les imponía. De hecho, tenemos a un Di Caprio exuberante, dogmatico, vicioso y por sobre todas las cosas filoso y extravagante. En cuanto a Jonah Hill, el famoso gordito que brilla en las comedias picarescas contemporáneas, podemos decir que es el puente o nexo que une a DiCaprio con las locas ocurrencias de El Lobo de Wall Street. Sin lugar a dudas, es un compañero de aventuras digno de parrandas interminables y grotescas.


El film incluye dos secuencias que perduraran en nuestra memoria, por un lado el épico momento en el cual el maestro de DiCaprio (interpretado por Matthew McConaughey) lo instruye en un bar en cómo deben ser sus rutinas diarias para convertirse en un despiadado a la hora de hacer negocios. Todo esto ocurre simultáneamente mientras balbucea una canción utilizando como acompañamiento simultaneo unos leves golpecitos sobre su pecho. Genial. En segundo lugar, merece una mencion especial la utilización de discursos avasallantes -por parte de DiCaprio- para convencer a sus corredores de bolsa para que hagan lo que sea para obtener las máximas ganancias. De mas esta decir que estos parlamentos están cargados de una energía y locuacidad al mejor estilo de los tele predicadores evangelistas. Desopilante.

Calificación: 9/10

Este domingo se producirá la entrega de los premios Oscar, el máximo galardón que la academia entrega a las mejores producciones, realizadores y actores. Cabe destacar que si bien DiCaprio obtuvo varias nominaciones anteriormente jamas pudo alzarse con la estatuilla dorada. Todos creemos que es el momento propicio para que nuestro astro de la blonda cabellera pueda hacerse con uno de estos reconocimientos. Sin lugar a dudas, El Lobo de Wall Street merece quedar en la historia y obtener su lugar de privilegio en la ceremonia que se efectuara esta noche.




1 comentario:

  1. Se merece un Oscar Di Caprio por este papel, que inyusticia.

    ResponderEliminar