miércoles, 26 de noviembre de 2014

"Ida" POR TU CRITICO DE CINE. análisis, opinión, calificación, critica. Me gusto, no me gusto.


Título original: Ida (Sister of Mercy)
Año: 2013
Duración: 80 min.
País: Polonia
Director: Pawel Pawlikowski
Guión: Pawel Pawlikowski, Rebecca Lenkiewicz
Música: Kristian Selin Eidnes Andersen
Fotografía: Lukasz Zal, Ryszard Lenczewski (B&W)
Reparto: Agata Kulesza, Agata Trzebuchowska, Joanna Kulig, Dawid Ogrodnik, Jerzy Trela, Adam Szyszkowski, Artur Janusiak, Halina Skoczynska, Mariusz Jakus
Productora: Coproducción Polonia-Italia-Dinamarca; Opus Film / Phoenix Film
Género: Drama | Años 60. Religión. Road Movie. Familia. Nazismo

Premios
2014: Premios del Cine Europeo: 7 Nominaciones. Mejor fotografía
2013: Premios David di Donatello: Nominada a mejor película europea
2013: Festival de Toronto: Premio FIPRESCI (Special Presentations)
2013: Festival de Gijón: Mejor película, actriz (Kulesza), guión, dirección artística
2013: Festival de Londres: Mejor película
2013: Festival de Varsovia: Mejor película


Análisis y Critica

Invaluable pieza de cine-arte

Ida (Sister of Mercy) es una obra que va mas allá de su simpleza argumental y tiene mas que ver con lo que se puede desarrollar a nivel emocional y espiritual -en muy poco tiempo- cuando dos personas están destinadas a conocerse por mas distintas que estas sean entre si. Pero no solo esto sino que también abarca la temática de la vieja Polonia de 1960 la cual sufrió la invasión de la terrible Alemania nazi la cual la tomo y la subyugo dejando familias destruidas y torturadas por doquier.

La cinta nos relata la historia de Anna, una joven novicia que está a punto de hacerse monja. En ese momento descubre un oscuro secreto de familia que data de la terrible época de la ocupación nazi. En su afán resolver aquel enigma se reúne con su tía con quien emprenderá un viaje en busca de encontrar la verdad o hallar los restos de su familia asesinada durante la invasión nazi. 

La cinta ha sido dirigida por el maestro polaco Powel Pawlikowski, siendo esta su quinta producción, la cual decidió rodar en su propio país. En cuanto a la fotografía se refiere contó con la ayuda de Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski con quienes ya trabajo anteriormente. Filmada íntegramente en blanco y negro nos rememora lo mejor del cine de este genero y sus diferentes matices lumínicas nos muestran los diversos estados de animo de las protagonistas y las situaciones a las cuales deben afrontarse.

El director nos sorprende con una producción un tanto minimalista pero que tiene mucho que contar según la perspectiva de quien lo este viendo. Anna nos rememora a nuestra adolescencia en la cual padecíamos de muchos momentos de melancolía, tristeza y de no saber con exactitud cual era nuestro lugar en el mundo. También nos traslada a nuestra dulce niñez la cual se caracterizaba por nuestra inocencia y espontaneidad la cual fuimos dejando de lado a medida que íbamos creciendo para convertirnos en seres rutinarios, sombríos y hasta con cierto grado de inmoralidad y corrupción -etapa personificada a la perfección por su tía quien es todo lo contrario a ella-.

La película intenta trazar un recorrido sobre el abismo que se cierne sobre Polonia -la memoria, la verdad y su identidad- a causa de su herencia católica, la ocupación alemana, el holocausto, su raigambre sindical combativa y su pasado comunista. Asimismo, se constituye como una suerte de homenaje a lo mejor del cine polaco de los 60 y cuenta como máximo referente el hecho de haber sido inspirada por los trabajos de Robert Bresson y Bruno Dumont lo cual nos traslada directamente y sin escalas a aquella época dorada del cine fundacional en el cual todo resultaba ser un umbral directo al mejor cine-arte de todos los tiempos.

Calificación: 9/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario