viernes, 12 de diciembre de 2014

Boyhood POR TU CRITICO DE CINE -análisis, opinión, calificación, critica- Momentos de una vida. Me gusto, no me gusto.

Análisis y Critica

Una de las maravillas del 2014 para quienes realmente comprendieron el mensaje

Esta producción nos rememora inmediatamente a la excepcional serie Aquellos años maravillosos la cual duro seis temporadas en el aire (de 1988 a 1993) ganando varios premios entre ellos el Emmy por mejor serie de comedia en 1988, el Peabody en 1989 y el de Mejor Actor Principal (comedia) para Fred Savage. El espectáculo también fue galardonado con un premio Peabody en 1989. En total la serie ganó 22 premios y fue nominada para 54 más.

El caso de Boyhood también es destacable ya que es una creación directa de Richard Linklater -el autor de la trilogía Antes de amanecer, Antes del atardecer y Antes de medianoche- quien siempre busca transmitir la vida misma pero de una manera inolvidable, brillante y anecdotica ya que con frecuencia involucra los acontecimientos que ocurrieron en el periodo de tiempo en el cual transcurren sus historias.

La cinta es un viaje a través de la vida (y el crecimiento) de un niño llamado Mason, interpretado por Ellar Coltrane, quien vive junto a su familia (su madre y su hermana) la cual resulta ser la encargada de acompañarlo en este viaje. Cabe destacar que esta producción fue filmada en un periodo de, nada mas y nada menos, doce años (2002-2014); Así y todo el rodaje solo insumió 39 días. 

Boyhood es narrada entre los 6 y 18 años de nuestro protagonista (desde que comienza la primaria hasta que llega a la universidad). Al ver los trailers muchos esperaban ver crecer a un niño feliz, sin mayores inconvenientes en su vida sin embargo no es así ya que este proyecto resulta ser lo mas anti-hollywood posible debido a que el niño deberá afrontar determinados infortunios familiares que le restaran felicidad y lo llevaran a desarrollarse como un ser introvertido, pensante, poco popular entre sus compañeritos y considerado como raro (y aburrido) incluso por su propia familia.

En el film vemos al niño crecer paulatinamente y en cada etapa se mencionan las situaciones históricas imperantes -a través de determinados diálogos, muchas veces llevados adelante por personajes ocasionales- como ser: el gobierno de Bush, el derrumbe de las torres gemelas, la asunción de Brack Obama como presidente  de EEUU y otras. Si bien estos acontecimientos se nombran solo de manera solapada influyen mucho en la de manera de ser de nuestro protagonista y su visión del mundo (bastante negativa). Asimismo, cada etapa de su vida se ve acompañada por cambios de looks acordes a la moda del momento; Me refiero a sus diversos cortes de cabello y formas de vestir.


Si bien el film no es mas que una suma de acontecimientos cotidianos es el recado implícito lo que lo destaca por sobre todo. Es decir, su realizador intenta transmitirnos dos mensajes muy claros: en primer lugar asevera que nuestra personalidad al llegar a la adultez se forjo en base a lo que nuestros padres nos inculcaron de pequeños y no solo esto sino que las circunstancias (ya sean buenas o malas) que se desarrollaron en nuestro ámbito familiar (cuando eramos niños) nos moldearon a todos y a cada uno de nosotros ya sea para bien o para mal.  En el caso de este niño, las terribles situaciones que debió afrontar lo tornaron  introvertido, pensante y melancólico. 

Boyhood también nos enseña que nuestras vidas siempre padecerán de algún tipo de vacío; En este caso citare como ejemplo a la madre del niño quien debió enfrentar un sinfín de obstáculos para criar a sus hijos y para que nunca les falte nada no conforme con esto también se encargo de ascender en la escala social para tenerlo todo. A pesar de esto Ella se conscientiza acerca de lo efímero que es la vida y que ninguna victoria o logro alcanzan para lo mas importante: llenar esa sensación de vació que todos tendremos cuando la vejez y la muerte golpeen a nuestras puertas.

Conclusión: siendo que estamos en la etapa mas decadente en cuanto a realizaciones de Hollywood se refiere, Boyhood se posiciona como una de las mejores películas del año. Mas allá de ser la única película que tardo 12 años en filmarse se caracteriza por padecer de varias irregularidades entre ellas la de intentar abarcar demasiado sin focalizarse demasiado en algo. Lo ya mencionado, en este caso, la deja muy mal parada ya que no permite que la mística del protagonista se apodere del corazón del espectador y haga que este se sienta identificado. En todo caso, la platea solo tendrá que conformarse con ser testigos de lo que esta ocurriendo en pantalla. Una pena.

Boyhood -sin tener el alma y vida de Aquellos años felices- se anima a entregarnos un relato jugado y que va a contramano, afortunadamente, de la basura que nos ofrece Hollywood en la actualidad. Vale la pena verla y, por sobre todas las cosas, recibir de buena gana el consejo que nos brinda: vivamos la vida sin esa presión en el pecho causada por las preocupaciones cotidianas y liberémonos del consumismo que tanto nos agobia.

Calificación: 9/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario