miércoles, 7 de enero de 2015

Los Mercenarios 3 POR TU CRITICO DE CINE -análisis, critica, opinión, calificación- Me gusto, no me gusto. The Expendables 3


Título original: The Expendables 3
Año: 2014
Duración: 123 min.
País: Estados Unidos
Director: Patrick Hughes
Guión: Sylvester Stallone, Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt (Personajes: Dave Callaham)
Música: Brian Tyler
Fotografía: Peter Menzies Jr.
Reparto: Sylvester Stallone, Jason Statham, Arnold Schwarzenegger, Harrison Ford, Mel Gibson, Jet Li, Dolph Lundgren, Terry Crews, Randy Couture, Wesley Snipes, Antonio Banderas, Kellan Lutz, Ronda Rousey, Victor Ortiz, Kelsey Grammer, Glen Powell, Robert Davi
Productora: Millennium Films / Nu Image Films
Género: Acción | Secuela


Mercenarios 3

Un mecanismo repetitivo que busca un balance equilibrado

Mercenarios 3 vuelve a repetir el mismo esquema argumental de sus predecesoras: durante el desarrollo de una misión de Stallone y sus hombres uno de ellos termina herido y/o muerto entonces, a modo de desconsuelo, decide desmantelar el grupo pero, posteriormente, por circunstancias de fuerza mayor, vuelve a reorganizarlo para buscar revancha.

Esta nueva entrega intenta alejarse de ser una mera montaña de rusa de acción -aunque no lo consigue del todo- y busca establecer determinados momentos de descanso para que podamos respirar un poco de paz. A los muchachotes de siempre se les sumo Antonio Banderas, Wesley Snipes, Harrison Ford y Mel Gibson -que en este caso se pone el traje de villano de turno-. Como ya mencione, Mercenarios 3 plantea una trama muy similar a sus predecesoras pero no solo esto sino que el combate final -un mano a mano ente Stallone y Gibson- se parece demasiado al llevado adelante en Mercenarios 2 (en la cual Van Damme era el villano) pero no resulta tan espectacular como el anterior y aparte dura mucho menos tiempo.


Al film se le incorporo un grupo de jóvenes combatientes que acompañan a Stallone durante un tramo de la proyección que logran dotar a esta entrega de nuevos bríos y traza un paralelismo en como se representaba a los tipos rudos en el cine de los 80 y como a los contemporáneos. En el caso de los primeros resolvían todo a fuerza de patadas, golpes y explosiones, en el caso de los segundos llevan sus misiones adelante por medio de hackear ordenadores (y sistemas de seguridad) y emplean todo tipo de artefactos tecnológicos para salirse con las suyas.

Una vez que ya hemos comprendido las limitaciones de esta franquicia -ser ATP (sin sangre), inverosímil y fantasiosa- la aceptamos como tal. Según Stallone la primera fue muy seria y la segunda demasiado humorística a causa de esto busco que esta nueva entrega posea un balance equilibrado entre la acción y el humor. A la mayoría no le gusto aunque esto no significa que sea tan mala como muchos aseveran.

Calificación: 6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario