martes, 3 de marzo de 2015

Mi opinión acerca de la nueva transformación de Freezer (Dragon Ball Z, película 2015)

Mi opinión acerca de la nueva transformación de Freezer (Dragon Ball Z, película 2015)


Me es imposible ver la nueva transformación del enemigo mas despiadado y sanguinario que tuvo Goku y no pensar en la madre de Akira Toriyama. Si tuviera la capacidad de poder viajar en el tiempo me remontaría algunos años antes del nacimiento del pequeño Akira y viajaría al país del sol naciente, luego -cual Terminator- buscaría en las guías telefónicas el nombre de quien seria (a posteriori) la madre del creador de Dragon Ball para descubrir su lugar de residencia y entrevistarme con ella. En tal meeting le contaría que su hijo seria uno de los mas grandes mangakas que conocería la humanidad y que se consagraría por ser el creador de una pieza que sera recordada hasta el final de los días. A causa de esto le advertiría que ella debía un cumplir un papel fundamental a la hora de educar a su hijo dándole consejos acerca de no dejarse seducir por el dinero y defender su obra por sobre todo tipo de tentaciones monetarias. Recordemos que Akira Toriyama fue un tipo de suerte ya que jamas estuvo en sus planes extender la duración de su obra durante tantos años. Así y todo, a pesar del desgaste mental y físico que esto le supuso su creación consiguió alzarse con una relativa decencia hasta la llegada de la franquicia de Majin Boo, momento en el cual se le va todo de las manos y la serie se termina saliendo de la banquina en sentido literal. No solo esto sino que tampoco supo darle un final apropiado y despedirse de aquel mundo de su autoria con bombos y platillos. Por otro lado, jamas debió permitir que Toe animation se encargara de lanzar la payasezca Dragon Ball GT y demás basuras que vinieron luego -aunque debo reconocer que tal entrega solo tuvo una virtud: brindarle a nuestro héroe el final mas apropiado y épico de todos los tiempos-.

La madre del maestro debería confesarle a su hijo que recibió la visita de un hombre que vino del futuro y le proclamo que su pequeño niño iba a crear una serie que durante su primera etapa combinaría humor (por sobre todas las cosas) y artes marciales, luego esta tomaría (dentro del mismo universo de fantasía) un tono mas serio; Momento en el cual debería buscar la mejor manera de darle una conclusión apropiada pero que jamas de los jamases debería intentar que Goku vuelva a ser un niño y menos aun retomar la trama por el lado humorístico. Lamentablemente ese ha sido el objetivo de Akira incluso hasta nuestros días. De hecho, Dragon Ball GT tuvo de boceto estas despreciables ideas y ya vimos como le fue.

Año 2015, mucha agua corrió debajo del puente y nos vemos frente al inminente estreno de la película sucesora de La Batalla de los dioses en la cual se denigra a Goku de sobremanera al hacerlo pasar por una nueva transformación bautizada como fase dios en la cual nuestro héroe luce sumamente anorexico y su cabello se torna de color rosado ¿no es acaso esto aberrante? No volveré a focalizarme sobre los tremendos errores argumentales de esta nueva entrega la cual tanto hizo sufrir a los seguidores de la vieja escuela pero si mencionare que esta versión del 2015 parece ser heredera de la misma ridiculez de esta.

Si señores, que la anunciadisima nueva transformación de Freezer tan solo se trate de un mero cambio de color en su traje deja mucho que desear y denota muy poco esmero por parte de Akira a la hora de enriquecer su creación con algo que lleve a Dragon Ball al siguiente nivel.  El señor de casi 60 años ya esta muy gaga y solo se interesa en asegurarse un buen retiro aunque esto implique vendernos un refrito y reirsenos en la cara. 

El padre odia a su criatura y lo vemos en la nueva transformación del gran archienemigo ya que esta no es mas que una parodia del Super Saiyajin. Asi es, el sentido del humor de su mente retorcida no cesa de tramar artilugios que solo los mas entendidos podemos dilucidar. El Freezer dorado es una manera de reírse de Goku y de sus seguidores. Sin lugar a dudas que el enorme sacrificio que este viejo loco debio poner en su trabajo lo llevo a odiar a su creación. Si señores, Akira Toriyama odia a Dragon Ball por haberle quitado los mejores años de su vida. Y esta nueva entrega es la prueba mas contundente: Vegeta bailando K-POP y pidiendo piedad, Goku con cabello rosado, el maestro Roshi empleando un bastón violeta, Freezer dorado, Jaco el patrullero, la madre de Goku, Krilin policía y la hermana de Bulma son elementos de degradación que demuestran lo evidente del odio que el mastermind siente por su propia obra.

Si pudiera viajar en el tiempo le diría muchas cosas a la madre que te pario, Akira Toriyama.





1 comentario:

  1. Que interfaz de mierda, ponele un poco de onda papu que no estamos en 1998.

    ResponderEliminar