jueves, 13 de agosto de 2015

Critica de anime: La melancolía de Haruhi Suzumiya


Critica de anime: La melancolía de Haruhi Suzumiya


Un anime irregular que vale la pena ver por una sola razón: su película

Haruhi Suzumiya es una alumna de 17 años cuya vida transcurre entre asistir al instituto y sus actividades extracurriculares (es adicta a practicar varios deportes, a experimentar vivencias adrenalinicas y a tener citas románticas) las cuales no hacen otra cosa mas que aburrirla sin remedio ya que estas jamas la llevaron a tener contacto con extraterrestres, su verdadera obsesión. En base a esto, y mas allá de sus infinitas actividades seglares, su constante pensamiento en locas ideas conspiranoicas y su adicción por lo paranormal la han vuelto bastante introvertida y a ser considerada como un bicho raro.

Kion, un compañero de aula, se fija en su misteriosa actitud y belleza y comienza a desarrollar por ella un amor platónico que lo impulsa a acercarsele y a comenzar una relación de amistad convirtiéndose de esta manera en la única persona con quien ella se siente segura. En base a este concepto fraternal la jovencita decide ensanchar su circulo de amigos por lo que se pone en marcha para fundar un club social llamado La Brigada S.O.S integrado por Mikuru Asahina (una viajera del tiempo), Yuki Nagato (una computadora alienigena) e Itsuki Koizumi (un agente de una misteriosa organización de espionaje). Haruhi Suzumiya ignora que los susodichos se han unido a su club para espiarla y estudiar sus comportamientos a causa de que ella tiene la capacidad mental de influir para bien o para mal en todo lo que la rodea.

Dicho de otra manera, ella es una especie de Dios (que desconoce ser lo que es) que ha creado todo lo que existe (incluso a todas las personas que la rodean) sin percatarse en lo mas mínimo acerca de estas cosas. Es mas, su estado de animo influye en todo lo bueno y/o malo que ocurre en el mundo entero. A causa de esto sus nuevos amigos se abocaran de lleno a apartarla de la melancolía ya que esto influye negativamente en el universo.


Apenas inicia esta historia todo se torna muy apasionante y con muchos misterios que resolver ya que los protagonistas emplean mucho lenguaje teórico-practico acerca de viajes en el tiempo e interdimensionales que demuestran que el autor realmente tiene muchos conocimientos profundos acerca de estas cosas. Aparte de esto es increíble ver como logra que las conversaciones entre los personajes fluyan de una manera tan detallista, extensa y sin pausa. Lamentablemente la serie se pierde en cotidianidades cliché estudiantiles y tonterías que hemos visto hasta el cansancio en otras producciones de este genero lo cual deja muchas interrogantes sin resolver y hace que la serie decaiga muchísimo. Una pena.

Por otro lado el hecho de que el anime en su primera temporada (2006) desarrolle los acontecimientos descriptos en el manga de una forma desordenada hizo que la historia pierda coherencia. Posteriormente en su secuela (2009) se hacen algunas aclaraciones que consiguen desentrañar determinados misterios pero una cosa no quita la otra: cometieron un grave error. 

Sin lugar a dudas que el capitulo mas original de la serie ha sido el episodio que se repitió durante 9 emisiones consecutivas porque el mismo abarcaba un Deja Vu que ocurrió vez tras vez hasta que los protagonistas consiguieron desentrañar cual era la causa que desarrollaba tal fenómeno. De mas esta decir que este recurso fue catalogado como jugado, distinto y original pero los espectadores japoneses que seguían las transmisiones semana a semana quedaron totalmente enardecidos en cólera porque sintieron que se les estaba tomando el pelo.

Cabe destacar que Haruhi Suzumiya posee una película la cual es el diamante en bruto de la historia ya que es la encargada de redondear todo lo que la serie no pudo por perderse en relatos tontos y sin sentido. Aparte de esto, la expectativa fallida de la serie de obtener la resolución de una gran cantidad de misterios es recompensada ampliamente durante el desarrollo de esta cinta cuya duración de casi tres horas hace de Haruhi Suzumiya una obra completa y con sentido. En otras palabras, el inicio de la serie es excelente y complejo luego decae en un relato de puberes adolescentes de lo mas mediocre y remonta con esta película la cual SI esta realmente a la altura de lo que se nos estaba planteando al principio y consigue darnos una obra que vale la pena ver.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada