jueves, 18 de febrero de 2016

Crítica de cine: Deadpool


Crítica de cine: Deadpool

Año: 2016
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: Tim Miller
Guión: Rhett Reese, Paul Wernick (Personajes: Rob Liefeld, Fabian Nicieza)
Música: Junkie XL
Fotografía: Ken Seng
Reparto: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Gina Carano, T.J. Miller, Ed Skrein, Rachel Sheen, Brianna Hildebrand, Paul Lazenby, Sean Quan, Ben Wilkinson, Naika Toussaint, Olesia Shewchuk, Kyle Cassie, Style Dayne, Fabiola Colmenero, Stan Lee
Productora: Marvel Enterprises / Marvel Studios / 20th Century Fox
Género: Acción. Fantástico. Comedia | Superhéroes. Marvel Comics. Cómic. Spin-off

La pelicula funciona, rompe esquemas y cumple su cometido

Todos mis lectores sabían a ciencia cierta que siempre le tuve fe a esta película debido a que nos presentaba la posibilidad de ver en la pantalla grande a un súper héroe fiel a los cómic y no tan edulcorado y aniñado -como nos han acostumbrado- con el solo fin de llevar a los cines a toda la familia y por ende recaudar mas (mucho mas) dinero.

Lamentablemente los minutos iniciales me hicieron temer lo peor y esto me llevo a pensar que me había equivocado. En efecto, el hecho de que el metraje inicie con el famoso tráiler que todos vimos, y pudimos disfrutar antes del estreno, me condujo a sentirme como dentro de una pesadilla ya que las escenas de acción transcurrían demasiado rápido y la manera de ser de Deadpool me hacia recordar demasiado a La Mascara de Carrey pero exageradamente verborragico y sin carisma propio. Aparte, su sarcasmo no me pareció natural sino demasiado forzado y nadie en la platea se sentía del todo cómodo con todo esto. Afortunadamente todo fue cambiando a posteriori: los gags humorísticos fueron mejorando y la narrativa se torno amena y con sentido.

Si bien es cierto que no me esperaba una película con una súper trama debo admitir que esta me sorprendió porque la misma se toma el tiempo suficiente (con una maestría muy pocas veces vistas en las cintas de este genero) para detener la pelota y contarnos la tristisima historia de nuestro protagonista y como este termino transformado en una especie de monstruo que debe ocultar su rostro tras una mascara.


El amor también ocupa un lugar muy importante en este metraje pero dista muchísimo de parecerse a las fantochadas románticas y edulcoradas de la factoría Disney. De hecho, nuestro héroe y su enamorada (Morena Baccarin) resultan ser bastante bizarros, sarcasticos y abiertos sexualmente. Cabe destacar que como estamos hablando de una película solo apta para mayores de 16 años esta tiene la libertad de presentar desnudos y a la pareja manteniendo relaciones intimas en todo tipo de poses y carentes de ningun pudor. Cosa poco habitual a lo que estamos acostumbrados a ver en las películas del genero.

Por otro lado cabe destacar que se ha hecho plena justicia al incorporar a uno de los personajes mas injustamente dejado a un lado en las películas de los X Men. Me refiero a Colossus de quien siempre me pregunte porque se lo margino tanto siendo que llego a ocupar un lugar fundamental tanto en los videjuegos como en la serie animada de los 90.

Sin lugar a dudas que Deadpool ha recompensado la larga lucha que Ryan Reynolds llevo adelante para que luego de haberlo interpretado por primera vez en la película de Wolverine pudiera volver a darle vida pero siendo el protagonista de su propia película y con un look mas fiel al cómic y no tan al estilo del que me importa. Así es señores, despues de una carrera en la cual nunca llego a destacarse y luego de sortear muchísimos obstaculos este intrépido actor consiguió llevar adelante su cometido a través de esta cinta y demostrarnos que cuando se quiere se puede.

Deadpool es acción, gore, emoción, humor, habla soez, sarcasmo, romance y mucha emoción ¿Algo mas se puede decir? Si, es una de las mejores películas del genero.

Clasificación: 8/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario