domingo, 21 de agosto de 2016

Gundam Wing: análisis y critica



Gundam Wing: análisis y critica

La guerra entre las colonias espaciales y la tierra ha estallado y la única manera de enfrentar a los habitantes de nuestro planeta es enviar a los Gundams a la tierra para combatir. Es curioso que quienes lo pilotan son cuatro niños (soldados) provenientes de las mismas pero que no se conocen entre si ni las misiones que están llevando a cabo individualmente. A todo esto, les toma un tiempo establecer un diálogo para salir del anonimato y establecer juntos un plan de combate. De estos soldados hay uno que sobresale particularmente, Heero, quien se encuentra en su camino con una niña llamada Relena que pertenece a la nobleza de la tierra. Como veras, ambos pertenecen a bandos diferentes es decir son enemigos pero ella hace caso omiso de esto al encapricharse amorosamente con el.  A pesar de que Heero la amenaza con matarla varias veces -y ha sido despectivo y maltratador- ella lo da todo por el y se preocupa por su bienestar. Muchos la consideran el personaje mas tonto de la historia del anime ya que resulta ser soñadora, caprichosa y busca ganar guerras sin utilizar armas (es pacifista).

Al mejor estilo de Robotech y Macross esta serie se basa en el genero Mecha de combates (entre colosales gigantes robots) que ocurren en el espacio y en la tierra. Pero cabe destacar que se caracteriza por estar mas centrada en el desarrollo politico y de estrategia militar que en entretener con meros combates sin sentido. Así y todo no esta del todo bien desarrollada. 


Sin duda que su carta principal durante muchos de los capítulos iniciales es jugar al misterio pero esto resulta sumamente exacerbante ya que por ser mal llevada a cabo solo consigue poner los pelos de punta del espectador y, como es lógico, es mas que probable que la mayoría se rinda y termine desistiendo de verla completa. Abandonándola.

El defecto mortal de esta serie de anime es ser demasiado confusa en su narración pero no solo en lo que esta ocurriendo y porqués sino que durante los combates entre diversos grupos armados es difícil distinguir los distintos bandos y peor aun dilucidar lo que esta pasando. Es decir, constantemente estaremos viendo batallas entre robots que al no tener distintivos ni insignias nunca podremos reconocer a que lado pertenece. Si a esto le sumamos la carencia de puentes narrativos y la acelerada resolución de los conflictos podemos concluir que es una serie forzada que avanza de una acontecimiento a otro sin explicaciones convincentes cuyos desenlaces torpes desmotivan de seguir viéndola. No vale la pena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada