miércoles, 3 de enero de 2018

ONE PIECE ¿es BUENO o es MALO? Critica, análisis y opinión. Clickea el link


One Piece: análisis


Eiichiro Oda, el creador de One Piece, es un niño atrapado en el cuerpo de un adulto y esto se puede dilucidar en su capacidad de asombro y descubrimiento. Es decir, por mas que el tipo sea un adulto no para ni un segundo de querer explorar y conocer el mundo y esto lo hace a través del estudio de diversas ciencias como la geografía, la cartografía y demás. Lo que aprende lo va desarrollando -empleando fantasía- en One Piece y traslada a sus personajes a esos maravillosos mundos que va estudiando. Su niño interior no se refleja solo en su sed de descubrir nuevos mundos sino que sus personajes también reflejan el comportamiento de niños de 4 o 5 años lo que desata una comedia hilarante y grotesca. Citare algunos ejemplos: 

-Uno de los villanos de Luffy se convierte en una casa de metal e intenta digerirlo

-Un villano cuyo poder proveniente de la fruta del diablo es sacarse mocos de la narices que explotan al tocar algo solido 

-La telefonía celular es llevada adelante vía caracoles 

Y una infinidad de ocurrencias mas.

Por otro lado, el rasgo distintivo de la serie es la exageración de las cosas tal cual como todos lo hacíamos de pequeños. Los casos abundan, reina lo grotesco y lo sobre-dimensionado. Me remitiré a citar la existencia de un villano que suele fumar de a tres habanos simultáneamente. Por otro lado no puede quedar fuera de ejemplo el caso de Zoro, el propio compañero de aventuras de Luffy, quien suele emplear en cada combate cerca de cuatro espadas: dos las sostiene con sus manos y el resto con la boca. Los casos se van sumando y lo convierten en un sello propio de One Piece que podremos ver a lo largo y a lo ancho de la serie que ya supero los 800 capítulos. 

A lo exagerado debemos sumar el estilo de dibujo ampliamente criticado desde sus inicios por ser un tanto psicodelico y/o grotesco fuera de lo común con lo que consiguió romper con los clichés del anime el cual buscar ser kawai todo el tiempo. Afortunadamente el mangaka nunca escucho a estas criticas y siguió con su estilo propio y personal que tanto lo separan del resto. Aparte de esto se le elogia por la abundante cantidad de personajes que ha creado para la serie basándose en infinidad de celebridades del cine, la tv y los deportes que le han servido de modelos para su creación. Y que intenta por todos los medios que nunca mueran, se nota que les toma cariño. Oda se justifica diciendo que en la era en la cual transcurre la historia la manera de matar a una persona es destruyéndole sus ideales, no quitandoles la vida.

Una de las cosas que mas impactan de One piece es que su protagonista Monkey D. Luffy es un linyera. Si señores, a diferencia de todos los personajes que protagonizan un shonen luffy es un desvergonzado no viste como un héroe sino como un ciruja. Aparte, carece de un lomazo avasallador y su personalidad infantil deja mucho que desear -aunque esto ya es un cliché de casi todos los protagonistas de animes de pelea del japón-. 

Aparte de esto, el inicio de la serie también es tonto, minimalista y demasiado infantil pero afortunadamente se torna un tanto mas complejo para satisfacer las necesidades del publico infanto-juvenil. Por otro lado, todos dicen que dentro de la serie el personaje menos querido es Luffy y, si, me voy a sumar a la opinión en general, si no fuese por el entorno de personajes que lo rodean (los cuales son abundantes en numero) realmente la serie dejaría mucho que desear. Afortunadamente estos aportan contenidos y marcos de circunstancias que elevan a One piece a un rango mucho mas alto del que jamas podría obtenido si la historia dependiera solo de Luffy y unos pocos personajes. 

One piece no es de ninguna manera para aquellos puristas del genero de piratas ya que en la historia se fusionan super poderes, fantasías irreales, tecnologías fuera de lugar y de tiempo, vestuarios y personajes que nada tienen que ver con el genero y demás detalles que hacen de la serie una especie de Dragon ball fusionado con Western y Piratas o algo por el estilo.

El apartado musical de la serie es jugado, lo mas convencional hubiese sido poner un K pop barato siguiendo la moda del momento: chato, intrascendente y pasajero. Pero no, One Piece cuenta con fabulosas armonías de fondo que recuerda lo mejor del cine de los 70 y 80. Hablamos de maravillosas orquestas que nos trasladan en el tiempo y nos brindan una sensación nueva, principalmente a todos aquellos jovencitos que siguen anime y solo están acostumbrados a lo contemporáneo.

Si hay dos escenas que se hacen recurrentes en One Piece es ver a una embarcación marítima volando (no por naturaleza propia ni tecnologica) y vislumbrar como Luffy lanza a sus enemigos en la estratosfera (hasta desaparecer). La realidad es que estas dos imágenes quizás sean lo mas representativo de la serie en si ya que el hecho de ver un barco volando nos habla de un relato que aspira a estar por encima de cualquier otra historia de piratas fusionada con fantasía. Por estos días he superado los 230 capítulos visionados y puedo decirles que entiendo el porque se convirtió en un anime de culto.

(*) Articulo dedicado a Huguito Aranda y Gearsekando quienes me motivaron a comenzar a ver la serie.


No hay comentarios:

Publicar un comentario